Curso transformacion digital lección 2
Banner web

Definición de Estrategia Digital: en qué consiste y cómo puedes implementarla en tu empresa

Lección 2 del Curso de Transformación Digital para empresas y negocios

Aprender, diseñar e implementar una estrategia para la digitalización de tu empresa es clave para hacerte un hueco en el mercado actual, y lograr así que tu negocio crezca y evolucione.

Por eso, en este artículo te vamos a explicar:

  • En qué consiste exactamente la estrategia digital.
  • Cuáles son sus características fundamentales. 
  • Qué debes tener en cuenta a la hora de implementarla.
  • Por qué es tan importante un cambio de mentalidad empresarial. 

Con todo esto en mente, vamos a meternos de lleno en la estrategia de transformación digital.

¿Qué es la estrategia digital? Definición y características fundamentales

Definamos primero a qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de estrategia digital:

Se trata del planteamiento impulsado, asumido y liderado por la dirección de una empresa para conseguir de manera efectiva la digitalización del negocio.

O dicho de otra manera: es la creación por parte de la dirección de una hoja de ruta en la que se detalla cada uno de los pasos a dar para llevar a cabo con éxito la digitalización del negocio.

Lo explicamos en detalle en este vídeo:

Los 3 aspectos que debes tener en cuenta antes de definir tu estrategia digital

De entre las características fundamentales de una buena estrategia de transformación digital destacan 3 puntos:

  1. La fijación de objetivos.
  2. El entorno en el que se va a desarrollar. 
  3. El impacto de la estrategia en todos los ámbitos de la empresa. 

Veamos cada uno de ellos.

1. La fijación de objetivos

Lo primero de todo es establecer los objetivos que pretende alcanzar tu empresa con la digitalización, solo así podrás plantear una estrategia eficaz y consecuente.

Para ello debes cuestionarte:

  • ¿Qué se pretende conseguir con esos objetivos?
  • ¿Qué metas se proponen para alcanzarlos?
  • ¿Cuáles son los pasos a seguir?
  • ¿Qué resultados son los esperados?
 

Es importante tener en cuenta que los objetivos siempre deben ser específicos, medibles y delimitados en el tiempo. 

De hecho, en el mismo momento en el que fijemos las metas de nuestra empresa, también deberemos definir cuáles son las métricas que vamos a revisar para verificar la consecución de las mismas.

2. El entorno

Para que tu estrategia digital sea efectiva y funcione de verdad, es importante que analices tanto el contexto interno como el externo en el que se sitúa tu negocio. 

Esto quiere decir que debes realizar dos tipos de análisis:

  • Análisis interno: esta visión interna te aportará información de vital importancia acerca de cuáles son tus puntos fuertes y débiles a la hora de digitalizar tu empresa.
  • Análisis externo: el entorno en el que se sitúa tu negocio y cómo interactúa con él, es decir, tendencias y situación del sector, qué hacen tus competidores en el ámbito digital, qué demanda tu cliente, etc. 

Entremos en cada uno en profundidad.

A. Análisis interno

Aquí debemos analizar la situación interna de tu negocio en relación a la transformación digital. Para ello, es importante revisar los siguientes puntos:

  • Experiencia en procesos de digitalización: qué experiencias previas has tenido en este sentido. ¿Se ha implantado algún proceso u herramienta? En caso afirmativo, es importante ver qué dificultades se encontraron y por qué.
  • Recursos humanos y económicos: ya que determinará en gran medida cuáles serán las acciones a realizar en el momento de definir la estrategia digital.
  • Capacitación de tus empleados: si empezáis de cero o si ya hay personas con formación en algunos aspectos. Si es así, es interesante saber en qué aspectos.
  • Estructuración de datos: cómo organizas y almacenas los datos y la documentación de tu negocio. 

Gracias a responder estas preguntas podremos ver el punto de partida desde el que arranca nuestra empresa de cara a digitalizarse.

B. Análisis externo

El análisis externo conlleva todo lo que rodea a tu negocio:

  • Demandas actuales: qué piden tus clientes, cuáles son sus preferencias y cómo las está cubriendo tu negocio actualmente.
  • Situación del sector: cómo actúa la competencia directa, cómo incide ésta en tu sector y cuál es la respuesta del mercado. Es importante ver nuestros puntos fuertes y débiles frente a nuestros competidores.
  • Tendencias de negocio: ¿qué están haciendo el resto de empresas a la hora de digitalizarse? ¿Por dónde empiezan y por qué? Ver tendencias nos ayudará a poder establecer prioridades a la hora de marcar la estrategia digital.
 

Al realizar ambos análisis, detectaremos posibles facilidades y obstáculos (tanto internos como externos) que nos vayamos a encontrar en el proceso, lo que nos servirá para reforzarnos mejor en los puntos que nos veamos más débiles y prever posibles complicaciones a futuro.

3. El impacto de la estrategia en todos los ámbitos de la empresa

 

Y esto significa:

Plantear el proceso de transformación digital evaluando los posibles impactos de cada decisión sobre todos los ámbitos de la empresa: producción, recursos humanos, marketing, etc.

Es muy importante tener en cuenta esto porque: un planteamiento estratégico exclusivamente centrado en la incorporación tecnológica a la empresa conducirá al fracaso del proceso. 

¿Por qué puede ocurrir esto?

Porque, como decíamos al principio, de nada sirve contar con las mejores herramientas digitales si no tienes un planteamiento bien definido en el que abordes cuestiones como:

  • ¿Qué acciones se van a llevar a cabo?
  • ¿Para qué se van a realizar? 
  • ¿Cuáles son los límites temporales necesarios? 
  • ¿Qué resultados se esperan?

En definitiva, es fundamental saber que para el desarrollo de una estrategia eficaz se debe tener en cuenta tanto la parte tecnológica como la de negocio. 

Si tienes claro este enfoque e implicas todos los recursos económicos, humanos y digitales para la consecución de tus objetivos, tendrás altas probabilidades de éxito a la hora de aplicar tu estrategia digital. 

¿Sabías que…?

El 49% de las empresas no tienen una estrategia de marketing digital claramente definida, lo que les impide crecer y aumentar sus ventas.

Fuente IEBS

La cultura digital de la empresa: la base del cambio

El dato que te hemos dado en el punto anterior es alarmante.

¿Cómo es posible que a día de hoy todavía existan empresas que no se centren en diseñar una estrategia digital eficaz?

Esto se debe a la cultura empresarial de nuestro país, que a pesar de estar evolucionando a pasos agigantados, necesita impregnarse todavía más de la cultura digital.

Este cambio de mentalidad implica evolucionar hacia una nueva cultura empresarial que: debe ser compatible y coherente al proceso de transformación en el que el negocio se encuentra inmerso. 

Veamos cuáles son las características para que la cultura de tu negocio sea digital y, por tanto, promotora del cambio.

Cambio de mentalidad: características de la cultura digital

Para empezar, ¿qué es la cultura empresarial digital?

Esta cultura digital posee tres características básicas:

  1. Es un fenómeno complejo: al basarse fundamentalmente en una dinámica histórica, que va configurándose y creciendo con el paso del tiempo. 
  2. Es un término variable: dado que la digitalización se encuentra en cambio constante.
  3. Es un fenómeno social: en la medida en que su naturaleza y evolución está ligada al ser humano y a la forma en la que este se relaciona. 

La cultura digital es la base y el motor de la transformación digital, y para que el cambio ocurra de verdad debes tener en cuenta dos puntos importantes:

  • El liderazgo: es preciso contar con una directiva implicada, motivada y proactiva, capaz de orientar al grupo hacia el cambio tecnológico. 
  • Cambio de mentalidad en el equipo: es necesario hacer hincapié en la capacitación e implicación del equipo, así como en su predisposición a la innovación, que asuma y acepte riesgos inherentes al cambio. 

En definitiva, tienes que tener claro que:

Y para conseguirlo, el nexo entre la tecnología, el convencimiento de la dirección y la motivación de tu equipo para asumir el reto son la clave.

Impulsa tu empresa hacia el desarrollo y la evolución tecnológica con la estrategia digital

La estrategia digital es la base sobre la que se va a sustentar la transformación digital de tu negocio, y de ella va a depender que tengas éxito o no en el nuevo ecosistema económico que se plantea. 

Por eso es tan importante que sepas diseñarla e implementarla correctamente. Solo así podrás diferenciarte en un mercado cada vez más competitivo y en constante cambio. 

Y nosotros estamos aquí para ayudarte a conseguirlo.

Suscríbete y recibe nuestra oferta formativa

Haz crecer tu carrera o negocio con cursos de capacitación flexibles y personalizados, diseñados para aumentar tu confianza y aprovechar las ventajas de la economía digital.